¿Qué viene al sector energético de México?

9 julio, 2017

Por David Dorantes

Existen varios puntos cruciales entrando al segundo semestre del año y prácticamente el último en el que fluirán con mesurada tranquilidad –por decirlo así- tanto los cabildeos internacionales, como las proyecciones en México del sector energético, antes de que inicie la -todavía- incierta batalla político-electoral por la transición hacia la Presidencia de la República.

Resulta el punto más estratégico sobre el referido a la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá. En las siguientes cuatro semanas se intensificará el cabildeo internacional antes de que oficialmente inicien los trabajos rumbo hacia el nuevo acuerdo trilateral, donde cabe destacar que México se sentará en una posición muy diferente a la de hace 25 años, pues ahora está más sólido, con cartas potentes de intercambio pero sobretodo llega con algunas variables como pares iguales.

En ese sentido, ante la nueva presidencia de Donald Trump, el sector energético de México se posiciona mejor que Estados Unidos afectada por su nueva visión para impulsar la industria del carbón y derribar los acuerdos ambientalistas mundiales. Por ello, tanto las empresas gaseras, como los inversionistas en energías renovables, tienen altas expectativas en el nuevo paradigma mexicano.

En ese punto, hay un claro interés para que prevalezcan con las mismas reglas del juego o quizás con mejores, proyectos como los gasoductos provenientes de Texas y que entran a México por Tamaulipas y Chihuahua (ya sea el marino que se introduce por Matamoros que terminará en Tuxpan, Veracruz; Dos Águilas que llega por Nuevo Laredo hasta Monterrey, Nuevo León; Los Ramones que inicia en Miguel Alemán culminando hasta el bajío en Guanajuato; o el Chihuahua que ingresa por la frontera chihuahuense; adicionalmente de otros que se planean por Baja California incluso Sonora); así como los desarrollos eólicos (como el primero binacional transfronterizo llamado Energía Sierra Juárez que está ubicado en el municipio de Tecate, Baja California, exportando su producción eléctrica a San Diego en el sur de Estados Unidos; sin olvidarnos decenas de parques que cuentan financiamiento del Banco de Desarrollo de América del Norte con sede en San Antonio, Texas).

Mientras tanto en México se continuará con la liberación de precios de las gasolinas, rubro en el que están por entrar marcas de Inglaterra además del actual Tesoro de Estados Unidos; así como las instalaciones de nuevas franquicias en las estaciones de servicio como ORSON, OXXOGas, British Petroleum, LaGas, Gulf México, Petro 7, entre muchas otras más.

Entre todo eso, México deberá concluir las Temporadas Abiertas que ya tiene planeadas y todas deben de ser exitosas pues prácticamente serán las últimas de este gobierno federal; adicionado por el combate al robo de las gasolinas que prevalece en todo el país; así como destrabar la transportación de hidrocarburos por carretera. Como verá estimado lector, habrá mucho movimiento para la segunda mitad del año, información que le daré puntual seguimiento a través de mi sitio web y mis redes sociales ¿Le alcanzará el tiempo al gobierno de Peña Nieto para hacerlo exitosamente? ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.com


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales


David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama


YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish