Reforzarán energías al nuevo TLC

20 agosto, 2017

Por David Dorantes


Todo parece indicar que la primera ronda de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México, Estados Unidos y Canadá, empezaron muy tensas gracias a Robert Lighthizer por lo que algunos anticiparon el eventual fracaso del nuevo acuerdo comercial, sin embargo, se reforzarán estos encuentros con energías en todos los sentidos, ingredientes que no estuvieron presentes en las negociaciones de hace dos décadas.

Robert Lighthizer fungió más como vocero de la discursiva de campaña de Donald Trump, que como representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, argumentando que el TLC ha fallado porque han perdido 700 mil empleos, olvidándose que en realidad el empleo manufacturero presenta una baja desde los años 70´s y gracias al acuerdo trilateral al entrar en operación el tratado la tendencia a la reducción la velocidad que traía fue frenada, incluso la captación de trabajadores en la industria automotriz estadounidense aumentó 14.1 por ciento en los tres primeros años.

Desde ese arranque ríspido Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, se muestra firme y muy seguro de que concluirán las mesas con éxito, de hecho afirma que sí el nuevo tratado no funciona para los tres socios bajo el esquema de ‘ganar, ganar, ganar’, no habrá acuerdo. La seguridad del emisario mexicano tiene fundamentos en números reales, pero sobretodo en los entretelones de las renegociaciones, que sin demérito del ejercicio público pero son los empresarios los grandes interesados para cerrar con un moderno TLC, no los residentes en las casas de gobierno.

Un ingrediente que no estuvo presente hace dos décadas y que ahora sí lo está -en mi opinión diría que está muy fuerte- es el sector energético. Tan solo para hacer una síntesis que tan estratégico es sentar un nuevo modelo comercial conforme a la realidad que están viviendo los tres países, México en 2015 importó 25 mil 666 millones 303 mil litros de combustible con un valor de 12 mil 955 millones de dólares principalmente de Estados Unidos y en 2016 las empresas estadounidenses le vendieron a la red mexicana aproximadamente tres mil 600 millones dólares de gas natural, la cifra más alta desde 1985, con un aumento de 28.74 por ciento en relación a 2015 siendo transportados 1.36 billones de pies cúbicos a través de ductos; en este último punto enfatiza la importancia de la construcción que ya le he referido mi estimado lector, sobre los desarrollos que entran en la actualidad por Camargo, Matamoros, Nuevo Laredo en Tamaulipas, y cerca de Ciudad Juárez en Chihuahua.

En este momento México ya cuenta adentro del territorio nacional con más de 15 marcas de gasolineras, incluso ya entró la primera gasolina que no es de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y que proviene justamente de Estados Unidos: Tesoro de California.

Es muy importante la visión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, pero son más trascendentales otras energías que son las empresariales ¿Usted cree estimado lector que van a permitir que se rompa esta beneficiosa relación y que se vaya para China? ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.com


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales


David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama



YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish