Silencios que no defienden a gasolineras

21 octubre, 2017

Por David Dorantes


Estoy seguro que José Antonio González Anaya tiene los atributos para estar en la dirección general de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en el momento más crítico de su existencia, pero también lo que queda claro es que no es un buen comunicador que poco le abona para apuntalar una nueva narrativa de la Empresa Productiva del Estado. Este pasado miércoles con motivo del Quinto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, le tocó al comparecer ante la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, y cuando Rocío Nahle, legisladora de MORENA, lo increpó, no sólo hubo silencios que no defienden a las nuevas gasolineras, sino que su expresión corporal habló de más.

Ciertamente no es una obligación tener entre la artillería gerencial de los directivos del sector energético armas comunicacionales, sin embargo, dado el contexto nacional de la introducción del nuevo paradigma resulta que necesario y estratégico, más cuando se trata de empresas como PEMEX o de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en las que se mezcla el tono político. En ese sentido, los consorcios internacionales saben trabajar muy bien esa parte y pronto están adquiriendo el know-how del comportamiento del mexicano para conquistarlo comercialmente, lo que se traducirá en una desventaja en corto plazo para esas marcas nacionales.

Esta misma semana, al momento de inaugurar una nueva gasolinera de La Gas en Puebla, Rosanety Barrios de la Secretaría de Energía (SENER), nos actualiza que ya operan 26 nuevas marcas. Es preciso recordar que la apertura comercial en Estaciones de Servicio entró en operación a partir de junio de 2016 en forma experimental y desde enero de 2017 entraron con fuerza las empresas internacionales, por lo que PEMEX se vio obligado a replantear su modelo de negocios para esta línea que se empieza a tornar competitiva.

Nahle García le refuta a González Anaya que los hidrocarburos que venden las nuevas gasolineras todas son de PEMEX y no de las empresas internacionales que sí cuentan con sus propias en otras latitudes del mundo, tiene razón pero éste no rebatió el punto. Este elemento de percepción lo están capitalizando las franquicias, por ejemplo, me comenta un conductor de UBER en la Ciudad de México que carga gasolina en BP de Naucalpan, Estado de México, porque la gasolina le dura más; mientras me dice una funcionaria de segundo nivel del gobierno que recomienda comprar en ORSAN de Villahermosa, Tabasco, porque tiene un aditivo especial que brinda mejor rendimiento; o un taxista me dijo que era mejor cargar en Hidrosina del centro de la capital del país, porque en esa sí dan litros de un litro; en toda esta percepción que ya se está arraigando en el consumidor, quien saldrá perdiendo en corto plazo son los gasolineros que todavía tienen la marca PEMEX.

Es buena la gestión de González Anaya, pero es necesario prepararlo para que comunique mejor y urge una buena estrategia para sus Estaciones de Servicio para que no pierdan consumidores los franquicitarios frente a la nueva competencia. ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.mx


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales


David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama



YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish