Avecina batalla por gasolinas en 2018

4 noviembre, 2017

Por David Dorantes


Con la entrada en vigor del nuevo paradigma energético en México, muchas aristas se observaron desde el principio, como los retos por superar, pero sin duda lo que pocos pronosticaron es la batalla que se avecina en el negocio de las gasolinas para 2018, un año que estará por demás enrarecido en diversos sectores de impacto en la dinámica político-económica del país.

Oil Price Information Service (OPIS), una compañía de IHS Markit, que es una de las fuentes más completas del mundo para la información sobre precios sobre petróleo, realizará a partir de este 6 de noviembre la 1a. Semana Anual del Combustible en México, un evento sin precedentes en el país pero que pondrá en la agenda comercial el debate sobre el curso que tiene el negocio gasolinero en la nación y particularmente el cómo acelerar el desarrollo comercial para sacarlo del letargo provocado por el paternalismo de casi 80 años.

Pareciera estar lejano el recuerdo de aquellas desvencijadas Estaciones de Servicio de Petróleos Mexicanos (PEMEX), que bajo la percepción que permeaba un país con nuevos horizontes rumbo a la inclusión globalizadora que dejaba atrás un régimen autoritario casi hegemónico, en 1988 cambiaron de imagen y logotipo la petrolera para renovar el diseño de cada gasolinera. Este elemento que solo cambió la forma, pero no el fondo, distó mucho de una real nueva era en los hidrocarburos en la nación.

Hoy, PEMEX afronta y trata de enfrentar la competencia haciendo un nuevo cambio de concepto visual, ahora sí tras una verdadera transformación en el modelo de negocio, mismo que estará presentando el próximo 15 de noviembre con la finalidad de desvincular su imagen del robo de hidrocarburos, así como de la venta de litros incompletos en las estaciones afiliadas ¡Ah! También para mostrar una nueva línea de franquicia apta para competir contra casi 30 marcas actuales que ya existen en México ¿Podrá con el reto?

Aun con toda la nueva apertura comercial, México está lejano en penetración del mercado gasolinero de países como Brasil y Argentina donde existen tres Estaciones de Servicio por cada diez mil habitantes, o peor aún, contra Estados Unidos o Europa donde se eleva la cifra a cinco despachos de gasolinas. Ese rezago mexicano se agudiza en regiones del país que hasta la fecha no cuentan con la más remota forma de adquirir hidrocarburos legales, ejemplo irónico con estados de fuerte explotación petrolera como Campeche o Tabasco, que son los que más presentan atraso en la instalación de estos puntos de venta reduciendo a .7 por cada diez mil mexicanos.

La batalla que se avecina, no solo por instalar más Estaciones de Servicio y la entrada de más competidores comerciales con nuevas marcas en México, también se concentrará en agilizar los trámites que faciliten todos los procesos para este negocio, pero el mayor estará en la construcción de más centros de almacenamiento de hidrocarburos que desde la iniciativa privada, potencialice el abastecimiento en diferentes regiones del país para el beneficio del consumidor. ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.com


YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish