¿Cambiaría crisis económica a energía?

4 junio, 2018

Por David Dorantes


Cerrará este segundo semestre con una urgente revolución de las proyecciones financieras de los países que conforman Norteamérica y la Unión Europea ante los recientes acontecimientos que provocan un replanteamiento en las relaciones comerciales internacionales. Sin duda, son movimientos que impactarán hasta lo local, pero ¿Cambiaría la crisis económica que se asoma al sector de energía?

La imposición unilateral realizada por Donald Trump de aranceles al aluminio, que trajo reacciones contestatarias en el mismo nivel por parte de México, Canadá y la Unión Europa, traerá consigo una escalada que impacta directamente a los productores mexicanos metalúrgicos en la exportación de sus metales hacia Estados Unidos, que probablemente resultará en un descenso en las ventas; así como un incremento nacional de las compras de los productos estadounidenses que importan al país teniendo ahora una nueva carga impositiva.

El magnate George Soros ya advierte que la política global está llegando a la siguiente gran crisis económica, agravada por el enfriamiento en las relaciones de Estados Unidos con la Unión Europea, en un mal momento europeo en el que sucumbe el fantasma separatista. Mientras que en México deambula la incertidumbre ante el probable arribo del ‘alma en pena’ del socialismo latinoamericano que pudiera asentar sus huestes en Los Pinos dentro de un mes exactamente.

Ante este escenario, es muy probable estar tomando forma el cambio en el orden mundial, si bien, no por un modelo capitalista desgastado pero sí por el regreso de políticas económicas nacionalistas que romperían las cadenas globalizadoras del comercio. En ese sentido, las maquiladoras instaladas en la frontera de Tamaulipas, Chihuahua y Baja California ¿Dejarán el país? Los inversionistas del sector energético ¿Continuarán apostando por México?

Por ejemplo, con los grandes avances presentados en energía solar gracias a la reforma energética que han capitalizado estados como Coahuila, Estado de México, más recientemente en Oaxaca, hoy México se instala en la cuarta posición del Ranking Mundial de Desarrollo de Energía Fotovoltaica Solar de 2017, solo detrás de China, Singapur y Australia; consiguiendo una proyección nacional estimada para dentro de seis años alcanzar 35 por ciento de generación eléctrica por energías renovables, incluso se llegaría hasta la mitad del consumo para 2050 ¿Continuará este ritmo en el próximo sexenio del gobierno federal?

Aunque Andrés Manuel López Obrador moderó su discurso en la última semana, tampoco ha dejado en claro sí matizará su afrenta contra la reforma energética, en la que centró sus ataques por la tenencia del petróleo argumentando que ahora los dueños son extranjeros, una arenga que es falsa porque de acuerdo a la Comisión Nacional de Hidrocarburos, solo 5 por ciento de las reservas petroleras es controlada por empresas privadas. Incluso el tabasqueño en una entrevista habló que es “un absurdo” instalar energía eólica en La Rumorosa para “beneficiar unos cuántos” ¿Va contra las renovables?

Lo cierto es que hoy México tiene una economía más robusta y sólida, pero ¿Existen garantías que continuará una correcta política económica que permita amortiguar la crisis económica que se asoma? ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.mx


YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish