Levanta la voz Oaxaca, pero faltan…

16 febrero, 2019

Raúl Bolaños no dudó por un instante defender a sus paisanos oaxaqueños, pero no se sumaron más. Recuerden, el empresario internacional al tener espacio en México buscará otros horizontes


Por David Dorantes


Levanta la voz Oaxaca de forma enérgica, pero faltan otros actores políticos, académicos, ambientalistas, además empresariales que se sumen tras la cancelación realizada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la licitación de una línea de transmisión directa de alto voltaje, a través de la cual se transportaría la energía generada en las centrales eólicas y de cogeneración del Istmo de Tehuantepec, desde el sur oaxaqueño hacia Yautepec, Morelos.

Destaco el fuerte señalamiento desde la tribuna que hizo Raúl Bolaños Cacho-Cué, senador y coordinador de la fracción del Partido Verde Mexicano (PVEM), cuestionando no solo la actuación del Gobierno Federal, sino también a las instancias públicas del sector energético, por las políticas emprendidas que significan un retroceso al avance sustancial para subir del 35 por ciento en el uso de las energías renovables en México, contribuyendo con la disminución de la emisión de gases contaminantes que provocan el calentamiento global.

Raúl Bolaños no dudó por un instante levantar la voz por sus paisanos oaxaqueños, particularmente a los habitantes de la región del Istmo de Tehuantepec que se afectaron con esta cancelación y otras más acciones que no les generará empleos directos, así como ingresos económicos por la participación en la generación eléctrica vía los parques eólicos. El punto de acuerdo que promovió el joven senador es sumamente completo, desafortunadamente no se han unido más liderazgos de diferentes regiones para hacer un frente común.

En este mismo espacio editorial, publiqué el 15 de diciembre mis Apuntes llamados “Desmantelar reforma energética (I)” y el 22 de diciembre “Desmantelar reforma energética (II)”, desglosando todas las acciones emprendidas por el Gobierno de la República encabezado por Andrés Manuel López Obrador para derribar desde las bases del gran tinglado legal que significó introducir el nuevo paradigma energético. Hasta hoy -cuando usted, estimado lector, está leyendo esta opinión- todo se ha cumplido para desgracia de las siguientes generaciones ¡Adiós a las energías renovables, bienvenido el regreso de la era del carbono!

Los aberrantes casos que hemos sido testigos entre la pugna que lanza Andrés Manuel López –que se le olvida que YA es PRESIDENTE DE MÉXICO- contra Guillermo García Alcocer, titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE); de cómo fueron de poco en poco “renunciando” comisionados del mismo organismo y de los pésimos candidatos enviados al Senado de la República para sustituir a los que se fueron; entre otros, son apenas el comienzo del fogón que hará cenizas todo lo avanzado en energías renovables. Así que Oaxaca ya tiene asegurado que perderá el título del centro eólico más grande de latinoamérica, pero no fue quitado por los planes que se estaban construyendo en Tamaulipas, sino por la misma Presidencia de la República.

Recuerden, el empresario internacional al tener espacio en México buscará otros horizontes. Por lo anterior –en mi opinión- dejarán de hacer planes para el segundo semestre de este año para irse a suramérica ¿Adiós inversiones? ¿Usted qué opina?


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales



YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish