Equivoca presidente cuando no escucha

27 abril, 2019

Por David Dorantes


Cuando arriban al poder, sea el ejecutivo federal, sea gobernador de un estado o departamento, o incluso hasta alcalde de una municipalidad, en muchos casos se les olvida aplicarse el viejo dicho que “cuando no conoces la historia, estás condenado a repetirla”; esto provoca que el presidente se equivoca cuando no escucha casos históricos similares y a sus mismos asesores, aunque parezca increíble siguen cometiendo esos errores que se podrían traducir en lastres futuros.

Esta colaboración la hago por mi experiencia como consultor especializado en comunicación política. Antes de entrar al caso que apenas este viernes sucedió, al finalizar dejaré la reflexión sobre similares que está sucediendo en diversas gubernaturas en México.

En marzo de 2004 conocí de primera mano las recomendaciones que se le hicieron a Vicente Fox, sobre su decisión para el desafuero del jefe del Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador. Mi acceso era la línea de comunicación política, en la que todos coincidían que no debería iniciar ninguna acción para no generarle en la percepción pública una empatía como víctima del sistema en el poder. Desde luego que el presidente de México no escucha a sus asesores con lo que se equivoca iniciando el proceso contra su mayor oponente, el –desde entonces- aspirante a la Presidencia de la República. Pasaron 14 años en la que se ha dejado muy en claro que fue un tremendo error del ejecutivo federal que ayudó más a conseguir la silla presidencial.

Este viernes las elecciones en Panamá dieron un vuelco prospectado por los estrategas de la campaña presidencial del partido Cambio Democrático, que está erosionando la figura del actual presidente de la República, Juan Carlos Varela, y a su candidato aliado Laurentino Cortizo del Partido Revolucionario Democrático (PRD), dándose el fallo del Tribunal Electoral (TE) para bajar de la contienda al candidato a la alcaldía de la capital de Panamá, Ricardo Martinelli. Revisando los detalles del caso jurídico deja mucho a la especulación que es otro caso de presión del ejecutivo federal contra su mayor oponente que estaría en la boleta de este domingo, 5 de mayo.

¿En que se parecen ambos casos? Además que el presidente de la República en turno dejó en la percepción pública perseguir a su mayor oponente, presionando a fincar procesos legales –en México al Congreso de la Unión, en Panamá al Tribunal Electoral-, provocando hacer mártires a muy carismáticos políticos –en México a Andrés Manuel, en Panamá a Ricardo Martinelli; resulta que Fox y Varela emanan de un sector prominente del empresariado, de la derecha conservadora, además de muy católicos. ¡Ah! Ambos presidentes no escucharon a sus asesores. ¿Qué creen que le pasará al candidato Martinelli y su partido Cambio Democrático?

Este solo fue un caso comparativo contra otro -ambos los conozco de primera mano por mi ejercicio profesional- pero hay más; peor aún, en este momento hay varios gobernantes que están siguiendo la misma ruta, persiguiendo a sus mayores oponentes. Reflexión ¿Qué final tendrán esas historias? ¿Usted qué opina?


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales


David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama


YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish