Regresé a la cueva El Abra

28 noviembre, 2019

POR DAVID DORANTES


Tras diez años de mi primera incursión a la cueva El Abra, regresé nuevamente aprovechando que volvieron a reabrir el acceso al público. Esta caverna está enclavada en la sierra de Cucharas, en el municipio de Antiguo Morelos, Tamaulipas, al pie de la antigua carretera nacional México-Laredo, conteniendo en su interior un encanto especial, tranquilidad y sobretodo formas naturales casi intactas en el lapso del tiempo.

La cueva El Abra o cueva del Abra -conocida de las dos maneras- fue explorada según el primer registro se daría en 1956 por espeleólogos de San Antonio, Texas, abierta al libre acceso desde esa fecha. En 2005 el Gobierno del Estado de Tamaulipas, a través de la primera Secretaría de Turismo que tuvo la entidad, financió la construcción parte de la escalera que lleva al sótano que tiene un tiro de entrada de 116 metros de longitud. En su interior hay una claraboya natural que tiene un tiro vertical de 116 metros, en el que ocasionalmente corre un río interno.

La cueva El Abra ubicada en un brazo de la sierra madre oriental, en el que se han encontrado vestigios antropológicos y arqueológico de valor para la cultura huasteca, estuvo cerrada su acceso durante más de cinco años, recién abierta en 2019 es una alternativa para unos #andares. ¿Me acompañas? www.daviddorantes.com


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales


David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama


YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish