Asalto al poder desde el poder

8 diciembre, 2019

Por David Dorantes


En los hechos que se vivieron en 2019, de pronto pareciera que se han convulsionado los gobiernos en América al mismo tiempo. Son Argentina, Chile, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Haití, México y Estados Unidos los países que marcaron un hito durante este año gestado desde las huestes presidenciales una cátedra en cómo un asalto al poder desde el poder puede generar una seria crisis en la comunicación política con trascendencia en la imagen de la marca país.

Estos asaltos al poder no tienen nada que ver con el origen ideológico de sus mandatarios. Están irrumpiendo los círculos que apuntalan al sistema político-social del país. Es quizás otro hilo conductor donde se les pudiera agrupar, siendo el mayor el conformado por los gobernantes que pretenden instaurar sus presidencias sin claros planes de gobierno, dejando entrever su obstinación por obtener el poder absoluto.

El poder absoluto no es el resultado de la época contemporánea bajo la influencia de las redes sociales. El estado absolutista versado en el derecho romano como “princeps legibus solutus”, siendo el gobernante o monarca la máxima autoridad por encima de todas las leyes. En ese sentido, podemos citar que tienen esa visión sobre el cómo se ejerce el poder, están los presidentes de Bolivia, Venezuela, México, Estados Unidos y quizás República Dominicana.  

¿Cómo identificar que hay una operación de asalto al poder desde el poder? Sin entrar en detalles y para una fácil comprensión de la realidad que se está viviendo en América, pero también en muchos municipios, se pueden identificar en tres grandes segmentos por controlar:

  1. Los poderes teóricos

Aquí entran los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

  1. Los poderes fácticos

Aquí entran los medios de comunicación, milicia, iglesias y grupos paramilitares.

  1. Los poderes económicos

Aquí entran las políticas económicas del gobierno, empresarios, sociedades de inversión y la banca.

Cuando el presidente de un país o de una municipalidad trata de controlar al poder o desdeñar su composición estructural y legal, no existe forma que salga bien librada la comunicación política del gobernante. Son hechos tan disruptivos del orden, o estatus quo, que por más que se generen acciones para alejarlo de la idea de autoritarismo ante la percepción pública, no podrá ningún estratega experimentado.

Tú que estás leyendo estos Apuntes, te pregunto, aunque el poder legislativo está dando su batalla, los medios de comunicación todos los días son estigmatizados por el presidente, y las sociedades de inversión están en luchando por mantener buenas negociaciones con el gigante de China ¿Crees que Donald Trump es autoritario? Sí respondiste que sí, ese es un asalto al poder desde el poder que no ha podido desligar ningún estratega de comunicación política de la actual administración de la Casa Blanca.

Siendo Chile el sistema político y económico más ejemplar de latinoamérica ¿Qué pasó? Exactamente lo mismo que en, Bolivia, Venezuela, o entrando ya de nueva cuenta Argentina, al perpetuarse en el poder el mismo grupo político, se desgasta. Bajo esa óptica ¿Tendrá posibilidades Marcelo Ebrard? ¿Y tú, qué opinas? www.daviddorantes.com


Se autoriza la libre publicación de esta opinión editorial, total o parcial, en cualquier medio de difusión únicamente citando al autor y compartiendo a sus redes sociales


David Dorantes es conferencista, coach y consultor en comunicación.

Tiene Premio Nacional de Periodismo, Premio Trayectoria en Comunicación por el Senado de México, es Becario del Departamento de Estado en Estados Unidos con cobertura en Washington de las elecciones de Barack Obama


YOUR COMMENT

es_MXSpanish
es_MXSpanish